Depende el tipo de piel que tengas. Puede variar de 7 a 14 días.

Cada persona tiene un ciclo de crecimiento distinto, pero se estima que durará unos 20 días aproximadamente.

Claro que sí, en estos casos te invitamos a asistir a un mantenimiento mensual para que puedas recuperar tus vellos y no te las depiles vos en casa. Así conseguimos mejorar el diseño de tus cejas y empoderarlas.